1

Del los meses y las estaciones

Si tres novenas forman un mes, trece meses forman un año que algunos, por cierto, también denominan, “Canciones”. Y como cada estación dura un año, en Dyss a cada año se le conoce como un año- estación, o de forma más generalizada como “una estación”.

Como este es un mundo de muchos nombres, un rasgo que lo define, te sugiero que adoptes los que prefieras y que tu memoria pueda soportar.

A su vez, si los días de la novena están dedicados a los diferentes astros mayores y a los errantes en Dyss, más un día a la tierra, los meses en cambio están dedicados a sus guardianes, entidades que protegen a la tierra y los cielos mediante su dedicación constante. Tales poderes deambulan por el mundo, generalmente con una forma física, siendo susceptibles de sentir las penalidades de la vida igual que el resto de las criaturas.

A los trece meses, o estrofas, de cada estación se los conoce como:

Mes de “Kalessin”, El dragón de bronce y padre del mundo. Al primer mes se lo denomina: “Kaleth”.

Mes de “Uro”, padre y guardián de los titanes y todas las criaturas gigantescas. Uro, “el que huye” es reverenciado por muchas criaturas que han existido en Dyss desde sus primeros días. Al segundo mes se lo conoce como: “Urith”.

Mes de “Malina”. Joven madre de todas las plantas y de las pequeñas criaturas. Este mes es conocido como: “Maeth”.

Mes de “Annigan”, conocida como, “La Jagath”, por lo que al mes se le conoce con ese mismo nombre, es decir, “Jagath”. Annigan es la matriarca o “La Matrona”; anciana protectora de las razas humanas y medio humanas.

Mes de “Danann”. De nuevo un homenaje a una de las protectoras más reverenciadas en Dyss, especialmente por todas las razas élficas del viejo pueblo. A su mes se le denomina: “Danaidh”.

6º Mes de “Androval”, el errante. El mensajero eremita recibe en su honor el mes con su mismo nombre.

Mes del “Duelo”.  El séptimo mes es un momento de temor pues en su segunda novena, justo en la mitad de los días, sobreviene “El día del Luto”, que ya he explicado. Por su relación con el profeta “Idrys”, y de manera más dramática con los sucesos ocurridos al príncipe “Yul”, en su nombre a este mes se lo comenzó a denominar el mes de “Yul”.

Mes de “Edith”. La que protege el conocimiento, el saber y los misterios recibe, con su mismo nombre, el honor de la octava estrofa.

Mes de “Dierdrath”, el delirio. También conocida como: Dierdre, “El Carnero”. Es la madre guardiana y protectora de las hadas del viejo pueblo. Duendes, hadas, faunos y razas trasgoides de la corte oscura le deben también el honor de ser su protectora. Por ello el mes recibe el nombre de la guardiana más imprevisible.

10º Mes de “Morthid”. El pájaro Grifo, madre del mundo. En su abrazo junto a Kalessin forjó el transcurrir del tiempo. Por ello el décimo mes recibe el nombre de: “Moriath”. Muchos creen que protege a las razas infernales y a muchas otras criaturas del mundo que no encuentran la paz sin la violencia.

11º Al Mes de “Eilan” también se lo conoce como, “la estrofa celeste”, y su nombre significa: “Aquella que traiciona a los suyos para salvarlos”. Eilan es la guardiana de las aves y de todas las criaturas del cielo y no hay que confundirla con “Ruadh”, el cuervo.

12º Mes de “Rhiathan”. El decimosegundo mes es el del cambio, de la magia y el de aquellos que hablan con los espíritus. El mes del chamán dedica su nombre a su protectora.

13º El decimotercero y último es el mes de “Môrndum” y su nombre es uno entre muchos. La dispensadora de la muerte, y aquella que cruza contigo las puertas del abismo, recibe en su honor la última estrofa de cada estación.

Así, los poderes guardianes (o centinelas) más importantes reciben una estrofa en su nombre durante cada estación exceptuando el mes del “Duelo”, que se dedica a la memoria de un mortal.
Por tanto, y con el objetivo de hacer un resumen, sabemos ya que cada estación tiene 13 estrofas que se denominan:

1º         Kaleth
2º         Urith
3º         Maeth
4º         Jagath
5º         Danaidh
6º         Androval
7º         Yul
8º         Edith
9º         Dierdrath
10º        Moriath
11º        Eilan
12º        Rhiathan
13º        Môrndum

Como es obvio, cada estación transcurre con sus propias características, ya sea de invierno, de verano, de otoño o de primavera, por lo que cada estrofa, o mes de la estación, recibe cuatro estados o “formas” diferentes. Es decir, hablamos de un mes de Eilan de primavera, o de un mes de Yul de invierno o de verano, y ambos meses tendrán las características propias de su estación y puede que también el de algunas de las características, o rasgos, de los guardianes a los que han sido dedicados. Pero esto no sucede siempre y depende del poder guardián.

Pero a este tipo de cosas es mejor dedicarles su propio capítulo.

Las “formas” pues determinan ciertas características de cada mes dependiendo de la estación y, en parte, de las acciones de sus guardianes. Como hay cuatro estaciones, hay una rotación de 4 años en los cuales cada mes adquiere una de las cuatro formas. A una rotación completa, esto es, al transcurso de las cuatro estaciones se le denomina, un ciclo. También conocido por muchos como una crónica.

Y así, ciclo por ciclo, a través de las sucesivas crónicas, avanza el ritmo del tiempo. Para ver como se ordena éste a través de sus edades, sólo tienes que seguir leyendo.

0.0/60votes
Voting statistics:
RatePercentageVotes
60%0
50%0
40%0
30%0
20%0
10%0