1

Un tapiz mágico de siete años

Dyss, sello general

Pues tal y como decíamos ayer..., llegó el momento de continuar con mis trabajos en Dyss Mítica, además de proseguir con un ritmo constante en cuanto a otros textos.
Al fin los días han querido darme el soporte y la ayuda necesaria para poder centrarme en algo de lo que ya hacía tiempo perseguía: dedicarme a terminar la primera fase de todo lo que supone Dyss Mítica, dándole prioridad sobre todo lo demás. Así pues, estas dos próximas semanas habrá mucho contenido nuevo.
También tengo la suerte de que existen personas a mi alrededor que me apoyan y que desean que me centre en todo esto. Por ello, creo que pienso coger los regalos que me trae la marea de la fortuna esta vez sin vacilaciones y sin pestañear.

Parece mentira lo difícil que resulta a veces ponerse con determinados proyectos. A mí me ha pasado con muchas cosas al cruzarse muchas otras por el camino constantemente. No te puedes imaginar la de cosas que me han pasado en estos últimos tres meses, entre ellas un cambio de residencia. Pero a veces hasta en la vida real también suceden cosas que de tan inexplicables parecen mágicas, y que me hacen ser consciente una vez más del realismo mágico; un estilo que he ido adoptando de forma progresiva a lo largo del tiempo. Los textos que he ido poniendo en Lavondyss en los últimos tiempos son una prueba de ello. Aunque leyendo mis viejos textos me doy cuenta de que es algo que he hecho desde siempre, lo que no deja de ser algo irónico.

Lonely autummY con todo esto, Lavondyss cumple nada más y nada menos que 7 largos años. Me parece increíble haber llegado hasta aquí y no puedo evitar sentir que se trata de un hijo que ha cumplido una cierta mayoría de edad. La mayoría de edad de los gatos, como yo suelo pensar.

En todo ese tiempo la red ha cambiado mucho. Lo que yo comencé haciendo en Lavondyss ahora se hace en las redes sociales y los blogs han vuelto a ser lo que su concepto original prescribía de forma general. He de admitir que me gusta más como el orden natural ha hecho que los usos y costumbres en la red maduren, dejando en las redes sociales el espacio para darse a conocer, expandiendo lo que en el blog resulta más limitado al difundir de forma más eficaz aquellos trabajos que, si están bien planteados, cobran vida por sí mismos si se desarrollan mediante un poco de dedicación. Se aprecia pues una madurez que, si se emplea bien, tiene muchísimas posibilidades.

La red tenía que madurar y lo ha hecho. Ser testigo del proceso ha sido muy interesante, por no decir que fascinante. ¿Por qué digo esto? Bien, piensa que yo empecé en esto con un módem acústico de 300 baudios..., donde érase que se era en un remoto país, una red llamada Fidonet que...

Del concepto de Dyss Mítica a lo largo de estos últimos tres meses han surgido otros proyectos muy interesantes, así, como por arte de magia. Por ejemplo, surgió una novela por sí sola de la que, trabajando en ella,  ya he cruzado el ecuador y que planeo publicar.
Bien, en realidad, aunque parezca contradecirme, éste era el planteamiento original pues si quiero escribir historias sobre un mundo fantástico antes tengo que definirlo. Lo que pretendo decir es que a través de ese trabajo de descripción surgen ideas y más ideas, lo que puede resultar un consejo interesante si tu intención es inventar historias en tu propio mundo de ficción, tanto si es para el rol como si es para dedicarte a la alta cocina creativa.

He querido posponer pues el sacar aventuras, centrándome en mis relatos y la novela, pues ni corre prisa ni es el mejor momento para ello. Mi intención es enfocarme sobre estas cosas y aprovechar el estímulo que supondrá la llegada de la 5ª edición de Dungeons & Dragons. Pese a que existe mucha reticencia, yo tengo el convencimiento de que será un nuevo empuje para el juego y para su comunidad de jugadores. Después está el asunto de traducirlo al Inglés, y puede que al Francés...
Por otra parte, un amigo muy querido me ha hablado de un posible videojuego situado en este mundo mítico, cuyas características permiten profundizar en determinadas cuestiones, y con unos planteamientos muy interesantes. La verdad es que la idea me parece apasionante.

Tras la primavera y con el periodo estival yo ahora vivo entre viejas granjas y extensas praderas habiendo abandonado el bosque de las hermosas tierras de Laurentides para situarme a orillas del río Otawa, en Ontario, que de tan ancho apenas se vislumbra la otra orilla. Un precioso rincón del mundo que a veces parece sacado de viejas láminas pintadas o de los clásicos cuadros de salón. Dama escribiendo a mano

Existen aquí  granjas con altos silos de grano, largos caminos que cruzan los campos interminables y pequeños pantalanes de madera para amarrar los botes en multitud de lagunas y charcas idílicas en donde puedes disfrutar de la tarde pescando. Existen viejas norias que se mueven mediante el flujo del agua de los arrollos y campos alfombrados de hierba, cuajados de flores, que se extienden hasta el horizonte. Aquí parece que el mundo se haya detenido y que nadie desee saber nada de lo que sucede más allá de la línea de árboles en la lejanía.
Un lugar muy especial y que espero puedas visitar algún día.

Pero lo que más me sorprende es que, cuando miro atrás y soy consciente de lo difícil que han sido en mi vida estos últimos cuatro años, me asombro de cómo he podido llegar hasta aquí y de lo importante que ha sido el usar la escritura y la imaginación, refugiándome a veces, es cierto, en el mundo fantástico que surge del proceso creativo. Un proceso que lejos de convertirse en una evasión y una negación de la realidad  —momento en el que se convierte en un problema—, constituye una actividad que puede llegar a ser uno de los placeres más grandes que jamás he experimentado, y que si se comparte es doblemente gratificante.

Por ello eres tú quién en realidad le da la otra mitad del sentido a Lavondyss al haber estado y al estar siempre ahí, al otro lado, viajando junto a mí por todas las regiones míticas del ser humano que, juntos, hemos compartido a lo largo de estos años. Te pido disculpas si ha sido un viaje algo caótico en algunas ocasiones, debido especialmente a cierta inconstancia por mi parte y al fuerte sentido simbólico de mis escritos, pues eso ya sé que forma parte de mí.

Te doy las gracias también por ser capaz de dejarte llevar y de querer compartir el mundo mágico que surge de la fuerza creativa del mundo, verdadera y auténtica magia —a mi juicio— que existe a nuestro alrededor; y que si se lo debe todo a algo o alguien no es más que a alguien como tú pues, eres sólo tú quién hace reales todas nuestras Regiones Míticas.

Edanna
27 de julio de 2012

0.0/60votes
Voting statistics:
RatePercentageVotes
60%0
50%0
40%0
30%0
20%0
10%0