Username:

Password:

Fargot Password? / Help

Tag: mitago

1

Los Mito-Imagos

Dyss, sello general

Aunque ya hablo de “ellos” de forma más extensa en el capítulo sobre el poder y la magia del mundo, y dada la importancia que suponen, me gustaría detenerme un momento sobre uno de los sucesos más sorprendentes y extraordinarios que suceden en esta tierra mítica.

Existe un fenómeno en Dyss que, a través de varios factores, produce la manifestación tangible de una entidad en el mundo material. Se cree que la fuerza creativa del mundo y de todas sus criaturas, también conocida como Ellam Yua, unida a la necesidad de comunicación de la gran consciencia que Dyss significa, provoca la formación  tangible de lo que se oculta en la consciencia colectiva de las criaturas conscientes.

Los Mitagos son mitos “tangibles” hechos realidad. Sueños, esperanzas, mitos y creencias que, a través del proceso mitogenético, se manifiestan de forma física en el mundo material. Estas manifestaciones no tienen porqué ser criaturas expresamente, pudiendo ser también objetos o incluso lugares concretos.

Grandes héroes, personajes de leyenda y héroes míticos; objetos maravillosos provenientes de cuentos y narraciones, fabulosos tesoros nacidos de la imaginación colectiva, o bien, lugares míticos, emplazamientos producto de la imaginación que, por medio de la fuerza creativa, Dyss consciente “crea” de forma tangible y deposita sobre la tierra dotándolas de substancia y forma, dándoles así un lugar en el mundo.

Los Mitagos en sí técnicamente son “cambios” realizados por Dyss. Seres míticos completos y autosuficientes,  creados por la fuerza creativa del mundo unida a la fuerza del cambio. Constituyen junto a las alteraciones de las regiones cambiantes, la "quintaesencia" de la fuerza del cambio. Pero los Mito-imagos o Mitagos son incapaces de generar cambios; son cambios.

De forma personal, albergo la sospecha de que la generación de este tipo de entidades obedece no tan sólo a un proceso de la voluntad de la gran consciencia del mundo sino que, en parte, también proviene de los propios sueños de un mundo que también es capaz de soñar. Así pues, para escándalo de muchos que me han escuchado realizar estas afirmaciones, son los propios sueños de Dyss, unidos a los sueños de todos los seres, los que provocan la formación de imágenes míticas tangibles. Que no son otra cosa que sueños a los que se les ha dado vida.

En cierto modo, los Mitagos son también sueños que cobran vida y se hacen realidad. Lo que sucede es que esos sueños mantienen cierta autonomía, en ocasiones una razón de ser y hasta, y esto es lo más inaudito, sus propias metas, sueños e ilusiones. A su vez éstos mismos sueñan y desean, pues todas las criaturas poseen sus propios sueños, lo que también se une a la misma Ellam Yua una vez más, para completar un ciclo que se inició mucho tiempo atrás.

Nacen de las emociones, de las necesidades, del miedo, de la angustia y de la alegría. Provienen de los seres míticos que llevan los individuos en sus anhelos más profundos. De las emociones y de los mitos que guardan los seres conscientes en su interior. Los imagos nacen de la mente de los individuos, y de todo aquello que guardan consigo. Toda la memoria mítica, los héroes del pasado, los cuentos y las leyendas dan forma a los "Imagos" míticos o imágenes míticas de un concepto o idea. Los Mitagos son imágenes míticas tangibles.

Es por eso que, generalmente, aquellos que provienen de lugares donde la magia está muerta, como algunos “extranjeros” o criaturas que provienen del exterior a través de las fronteras, son capaces de darle forma a los "Imagos" de forma más intensa, pues esas imágenes son más intensas en ellos.

Por supuesto, puedes encarnar a un Mitago en Dyss... ¿Quieres ser Hood?, o quizás... ¿Arturo de Camelot? O puede que un héroe nacido de la imaginación de los nativos en Dyss... Nacido de las propias historias que pertenecen a esta tierra.

Quién sabe, la elección la dejo en tus manos...

En los capítulos sobre los poderes del mundo y sobre las razas y culturas se detallan los Mitagos y se amplía la información como tipo de personaje para el juego de rol.

 

Los Mitagos, como otro tipo de entidades, mantienen sus propios ciclos de existencia, particularidades y una serie de características. En los capítulos destinados a describirlos hablaré de ellos de forma más extensa.

Así pues, podemos afirmar con seguridad que en Dyss los sueños cobran vida y, de forma literal, se hacen realidad.

0.0/60votes
Voting statistics:
RatePercentageVotes
60%0
50%0
40%0
30%0
20%0
10%0
1

Mitogénesis

Proceso por el cual diversos elementos del imaginario de un colectivo o de un individuo (figuras míticas), presenta una manifestación real física en nuestra realidad tangible, tomando substancia y forma y formando parte de la existencia, siendo así susceptible de ser apreciada por nuestros sentidos.Mitago

El proceso mitogenético, relativo a la mitogénesis, o bien, proceso de mitogénesis, por lo general es producido por el imaginario de un colectivo social. Aquellos elementos del imaginario susceptibles de iniciar el proceso mitogenético, y que forman parte del consciente o del subconsciente colectivo del grupo, presentan bajo las condiciones adecuadas la posibilidad de iniciar el proceso de mitogénesis, apareciendo en la realidad tangible de nuestro mundo (Huxley, 1941).

Si bien el proceso de mitogénesis suele ser provocado por el imaginario colectivo de un grupo o en ocasiones de pequeños grupos, de manera más excepcional algunos individuos presentan la capacidad de iniciar el proceso por sí mismos. Esta capacidad de mitogénesis por parte de individuos concretos depende de las peculiaridades de los mismos y deben analizarse individualmente caso por caso.

Según estudios recientes, aquellos elementos más intensos del imaginario de un ser consciente y dotado de razón susceptibles de iniciar el proceso, son todos aquellos que están asociados a prolongados estados de estrés y angustia, como por ejemplo, los estados de angustia entre dos culturas que chocan la una con la otra; por lo general tanto por la cultura que está siendo invadida como por la cultura del invasor (W. Jones 1942). Esto es lo que se denomina, una conexión cultural.
La fuerza del odio y del temor crean figuras míticas, generalmente en forma de héroes, que establecen un foco oculto de esperanza, y una poderosa fuerza psíquica. Es cuando nace la forma del héroe mítico.
Aquellos que provienen de los deseos más intensos o de las necesidades más básicas, como necesidad de protección y defensa, también presentan altas probabilidades de iniciar el proceso. Se sabe que otras emociones de carácter base como: el deseo, el amor, la rabia o los celos también tienen altas probabilidades de iniciar el proceso de mitogénesis. Así mismo, la naturaleza del ego en el individuo afecta también en la capacidad mitogenética.

La capacidad mitogenética también está asociada a lugares específicos (Huxley, 1941), siendo más intensa en zonas concretas, o nodos, y puntos de especial intensidad mitogenética. Esas zonas concretas se reparten geográficamente siguiendo pautas específicas o “lays”, que se extienden por la orografía del territorio y se adaptan a los detalles del terreno.
Sus características dependen, entre otros factores, de los ecos residuales de energía psíquica debidos a sucesos determinados del pasado y otro gran número de circunstancias. Este “campo” o foco de energía interactúa con los elementos más intensos del subconsciente de los seres vivos, elementos que suelen estar representados por figuras simbólicas míticas. La interacción desencadena la mitogénesis.

Las formaciones y manifestaciones físicas producto del proceso de mitogénesis tiene una amplia serie de particularidades, pero en general, cubren un amplio abanico de tipologías, siendo las más comunes la formación de lugares definidos y emplazamientos de diferente naturaleza y tamaño, —siendo algunas formaciones realmente colosales— y las más sorprendentes, las diversidad de criaturas de diversos tipos que pueden cobrar vida, moverse e interactuar con el conjunto del resto de las criaturas naturales de nuestro mundo.
Estas criaturas provienen, generalmente, de los conceptos de naturaleza mítica que se guardan en el subconsciente colectivo de los seres dotados de capacidad simbólica, lo que incluye a todas las razas conscientes dotadas de raciocinio.
Diversos elementos generados por ese simbolismo inherente a la psique, desarrolla los elementos culturales que conforman el mito, o mythos; siendo estas figuras míticas de la consciencia oculta elementos específicos relacionados con hechos culturales, con la percepción del “Yo” y con la percepción del mundo que rodea al individuo, así como de lo que éste significa para él.
Según se desprende en este estudio, las figuras míticas que yacen ocultas en la consciencia —es decir, en el subconsciente— potenciados por el desarrollo de las emociones en momentos concretos, desencadenan en algunos lugares el proceso de mitogénesis gracias a la interacción de una fuerza indeterminada en forma de campo que se focaliza, precisando para ello de un tiempo que depende de las particularidades de los individuos que lo generan y de las características del lugar en el cual se inicia el proceso.
Este proceso —que se detallará en otro apartado— desarrolla lo que se denomina un “imago” (Pre-mito-imago) o imagen residual del concepto mítico, generalmente partiendo de un “arquetipo”.
Una vez se desarrolla y en ciclos posteriores, el imago cobra substancia y forma, coexistiendo de forma natural en nuestro mundo físico, y es susceptible de ser percibido por algunos sentidos. De forma inicial por el tacto, el olfato, el oído y finalmente, en desarrollos posteriores, por la vista; de forma parcial en los primeros ciclos, para ser total en las últimas etapas de desarrollo.
Finalmente, la manifestación física, ya se trate de una forma de criatura, de un lugar o de un emplazamiento geográfico, pasa a denominarse: Mito-imago, o imagen mítica, conocido también como: Mitago(1).

El Mitago es el resultado final del proceso mitogenético o de mitogénesis, y consiste en: una representación real física de un elemento cultural de naturaleza mítica desarrollado en la consciencia de una criatura consciente con capacidad simbólica.
El Mitago se forma a partir de una imagen mítica inicial. Se trata de un ser nacido de la creatividad humana, oculto en su consciencia y que el proceso mitogenético hace que cobre vida. La forma y naturaleza del mito es idealizada, y es alterado con los cambios culturales.
El Mitago se estudiará más detenidamente en su apartado correspondiente.

El proceso mitogenético es extremadamente complejo y muy sensible a las interferencias tanto internas como externas. En cuanto a las internas, la edad, las preocupaciones, el resto de las emociones, relaciones sociales y las tipologías de los diferentes tipos de personalidad detallan los rasgos específicos que intervienen en el proceso, afectándolo y determinando sus particularidades.
Por otro lado, en cuanto a los elementos externos ser refiere, las interferencias de las acciones de las razas conscientes, tanto en las generalidades del pensamiento colectivo, así como en su desarrollo de acciones a través del territorio, afectan profundamente a las capacidades de mitogénesis en los puntos de mayor intensidad mitogenética, como en la naturaleza del desarrollo del proceso en sí.

*Ver también: Proceso mitogenético, capacidad mitogenética.

 

(1) Robert Holdstock es autor del ciclo Mitago. Este material está inspirado en su obra y a ellas se hace referencia. © Todos los derechos están reservados por su autor. Este trabajo solo se aproxima a su obra como estudio de ésta y carece de ánimo de lucro.

0.0/60votes
Voting statistics:
RatePercentageVotes
60%0
50%0
40%0
30%0
20%0
10%0
0

“El ciclo Mitago”

Una de mis mayores pasiones, quizás con un día de retraso.

ÉRASE UNA VEZ, UN BOSQUE… Incluso en las zonas más periféricas del bosque, el tiempo se distorsiona en gran manera. Es lo que sospechaba. El aura producida por el bosque primario tiene un pronunciado efecto sobre la naturaleza de las dimensiones. En cierto modo, los chicos han llevado a cabo el experimento por mí, soltando su barquito de juguete en un arroyo que corre -o eso se cree- por la parte exterior del bosque. Ha tardado seis semanas en atravesar la zona exterior. Una distancia que, en términos reales, no es de más de kilómetro y medio. ¡Seis semanas! Más al centro del bosque, si la expansión de tiempo y espacio se incrementa progresivamente -es lo que sospecha Wynne-Jones-, ¿quién puede imaginar los extraños paisajes que hay allí?

“Bosque Mitago” Robert Holdstock

Las novelas del “Ciclo Mitago” de Robert Holdstock, narran las historias del bosque Ryhope en su mayor parte. Historias que suceden y que se crean a su vez, por medio de la relación de los personajes con el bosque y las propias leyendas que habitan en este. En estos libros, los diferentes personajes, no siempre relacionados entre sí, viven sus propias aventuras al adentrarse en el bosque, creando su leyenda, encontrándose con otras historias y mitos de la humanidad y finalmente, creando ellos mismos su propio mito.

libros33.jpg

 

Los libros del bosque Ryhope, son historias acerca de historias, sobre la línea entre la narración y el narrador. De lo que sucede cuando esa línea se difumina mezclando ambos conceptos. Las novelas utilizan los mismos elementos una y otra vez. (el amor roto del muchacho, los seguidores con una maldición, etc.) Muchas historias son la misma historia contada desde otro ángulo, en otra época y lugar. No todas las historias de las novelas se refieren concretamente al bosque Ryhope, pero si la mayoría de ellas.

A continuación se hace un breve resumen del contenido de cada tomo.

Mitago Wood “Bosque Mitago” Aborda la visión del bosque desde una perspectiva más cercana a la ciencia-ficción. Así como desde una perspectiva más personal. Los acercamientos a la naturaleza del bosque y el poder que lo hace obrar se hacen desde una visión con método científico por parte de los personajes, dándole un sabor de novela de aventuras. Narra la experiencia de Christian, en la búsqueda de su hermano y de su amada, una mitago llamada Guiwenneth. En su recorrido por el bosque, el protagonista y su acompañante; Harry Keaton, también descubrirán que fue de su obsesionado padre, que años atrás consumiera su vida en sus exploraciones sobre la naturaleza mágica del bosque Ryhope. Lavondyss “Lavondyss, viaje a la región desconocida” analiza la esencia del bosque Ryhope desde un punto de vista más próximo al misticismo. Tallis, hermanastra pequeña del desaparecido Harry Keaton en la novela Bosque Mitago, nace con el “don” de escudriñar las puertas que llevan al interior del bosque. La magia de los lugares, de los nombres y las encrucijadas que van por los caminos invisibles del bosque le son mostradas por las criaturas del lugar. Extraños espíritus, Mitagos, que le enseñan el poder de reconocer pasos olvidados y ver senderos a través de las máscaras, que ella misma aprende a hacer desde pequeña. Tallis emprende un viaje para descubrir el paradero de su desaparecido hermano. Viaje que se convertirá en el nacimiento de su propio mito y de su auto-descubrimiento.

The Hollowing En esta novela, se cuenta la historia de Richard Bradley, en su intento por rescatar a su hijo Alex, que ha desaparecido en las profundidades del bosque. En la historia, el padre de Tallis, la protagonista de Lavondyss, sirve de puente entre un libro y otro, y con un punto de vista de la historia de Tallis desde el exterior. La historia al principio se centra en los desesperados intentos de traspasar las barreras del bosque por parte del desesperado padre de Alex. Cuando ya Richard ha dado por perdido a su hijo, años después, y en compañía de Helen Silverlock, interesada en investigar la naturaleza del bosque y sus secretos, vuelven a internarse en los senderos del Ryhope. La historia se desarrollará en torno a la búsqueda y la relación que va surgiendo entre sus personajes.

The Bone Forest “El bosque de Hueso” describe las exploraciones iniciales de Edward Wynne-Jones y George Huxley en la naturaleza secreta del bosque Ryhope. Y explora a la vez, si el tiempo en sí mismo puede ser un proceso lineal que tenga algún significado en un lugar donde nunca está muerto el pasado. Los hechos suceden cuando Christian y Steven Huxley, los personajes centrales de bosque Mitago, son todavía niños, (los niños en este libro son, en su mayor parte, los únicos inocentes aquí.) La principal diferencia con los sucesos representados en las otras novelas es que hay una sensación de que los acontecimientos son algo menos caóticos, es decir, el tiempo real que George Huxley pasa en el bosque nunca es mayor que un par de días -- en las otras novelas las incursiones por el bosque Ryhope se convierten rápidamente en meses o años. Ninguno de los protagonistas en este libro sufrirá en sus viajes el descenso hacia la espiral de locura que la mayoría de los aventureros resisten cuando se adentran en el bosque Ryhope.

Gate of Ivory, Gate of Horn La cuarta novela de la serie, aborda la historia de Christian Huxley desde el punto de vista del héroe, y no del despótico extranjero enloquecido por sus demonios que nos trasmitía la primera novela. La historia profundiza en los acontecimientos que le sucedieron al hermano del protagonista de Bosque Mitago. Su infancia junto a su obsesionado padre, el suicidio de su madre, que reiteradamente aparece de nuevo encarnada en forma de Mitago, y de la intrusión en su vida de la chica Mitago llamada Guiwenneth. En muchos casos, esta novela es la antítesis de Bosque Mitago. Pues el terrorífico Christian de la primera novela aquí es un héroe mitológico y su hermano Steven, un usurpador de sus anhelos.

Merlin`s Wood ”El bosque de Merlín” no es precisamente parte del ciclo Mitago en sí, pues se desarrolla en Francia y no en Inglaterra, concretamente en el Bosque de Broceliande, en la zona de Bretaña. Broceliande, bosque de leyenda, y de sueños, es donde Merlín duerme, atrapado en el corazón de un gran Roble por la hechicera Vivian. Broceliande es otro bosque con las características del bosque Ryhope. La novela narra la historia de Martin, que al regresar a su hogar tras años de ausencia, para atender el funeral de su madre, es advertido por la gente del lugar de que se tiene que marchar antes de que la desgracia caiga sobre él, aunque sin explicarle los motivos del porqué exactamente ha de ser prudente. Sencillamente le dicen que algo le sucederá si no tiene cuidado. Mientras tanto Rebecca, huérfana que vivió con la familia de Martin, también vuelve para el entierro y al igual que Martin es advertida que ha de marcharse. Pero hay un profundo amor -- o quizás lujuria -- entre Rebecca y Martin que no pudo dar fruto en el pasado debido a su juventud. Ahora, como adultos vuelven a encontrarse tras una larga separación, y este amor puede continuar -- y continúa. A pesar de las trágicas advertencias. Martin y Rebecca deciden permanecer en la casa ancestral al borde de Broceliande, se casan y tienen un niño. Pero su hijo, Daniel, nace sin vista, capacidad de hablar y capacidad de oír -- un sino que los lugareños culpan a su negativa de abandonar la zona. Así comienza una cadena de desgracias que es el corazón de la novela. -- La búsqueda de una cura para Daniel debe desarrollarse en la forma de un viaje, una odisea hacia la energía oculta del corazón del bosque de Broceliande y que es, Merlín mismo. El despertar gradual de las capacidades sensoriales de Daniel va emparejado con la reducción de las propias capacidades mentales de Rebecca. Para salvar a su familia, Martin debe viajar al mismo corazón del Broceliande donde Merlín lleva más de mil años sumido en su profundo sueño.

 

EDICIONES RECIENTES: Robert Holdstock, Bosque Mitago (Mythago Wood, 1985) ISBN84-96208-28-1. De editorial Gigamesh:

*Bosque Mitago apareció por primera vez en forma de relato en 1981, y desde entonces no ha dejado de ganar popularidad y cosechar premios, incluyendo el Premio Mundial de Fantasía de novela en 1985. Alejada de tópicos y construida desde una óptica racionalista, demostró que es posible escribir fantasía sin necesidad de recurrir a elfos ni dragones y abrió nuevas vías para el género. Novela dotada de la intensidad de un thriller lovecraftiano, Bosque Mitago construye de forma progresiva una atmósfera envolvente y sobrecogedora que conforma una de las lecturas más sugerentes e insólitas que ha producido la fantasía contemporánea.

EDICIONES ANTIGUAS:

Bosque Mitago (Mythago Wood, 1985) © 1985, by Robert Holdstock © 1992, Ediciones Martínez Roca, S. A. Gran Vía, 774, 7.°, 08013 (Descatalogado)

Título original: Lavondyss © 1988, by Robert Holdstock © 1992, Ediciones Martínez Roca, S. A. Gran Vía, 774, 7.°, 08013 ISBN 84–270–1558–5 (Descatalogado)

6.0/61vote
Voting statistics:
RatePercentageVotes
6100%1
50%0
40%0
30%0
20%0
10%0