1

Del juego de tus días

De los días de la semana

Así pues, si una jornada, o verso, tiene trece partes; una semana se lleva consigo nueve jornadas formando una “novena”. Tres novenas forman lo que también se conoce como una “estrofa”, o sea, un mes.

¿Quieres que lo repita?

Un día tiene trece partes que hacen una jornada.

Verso. Denominación de una jornada. Un día completo (con sus 13 partes).

Una novena: Una semana, constituida por 9 días o versos.

Una estrofa: Un mes, constituido por 3 novenas, o semanas.

Una canción: Un año-estación. Las estaciones duran un año en Dyss. Un año-estación está constituido por 13 meses (o estrofas).

Una crónica o ciclo: Cuatro estaciones conforman una crónica o ciclo.

Por tanto, y como ya he repetido unas cuantas veces, una semana está constituida por 9 días. Ocho de estas jornadas se encuentran dedicadas a uno de los astros mayores de la bóveda celeste, estrellas errantes que cruzan los cielos cada jornada; más un día dedicado a la tierra, concretamente el noveno.

Pero esta referencia a la tierra se hace con matices pues, ya que el culto a la tierra está prohibido en Dyss, el día de la tierra es más una atención que un día de ceremonia religiosa. Detalles que se explican mejor en el capítulo dedicado a los poderes en Dyss.

Pasemos pues a detallar las nueve jornadas que forman una novena, o semana:

1º. Primer día, de Irina. El día dorado es denominado: “Irinnen”.

2ª Segundo día, del Cazador. El día dedicado a Grimbal “El Cazador”, se denomina: “Gillean”en casi todos los territorios. Puesto que ese día Grimbal sale a cazar, ninguna criatura puede dar muerte a una presa con intenciones de darle caza durante toda la jornada.

3º Tercer día, de Inanna. El día de la luna roja es conocido como: “Inuannan”.

4º Cuarto día, del Lobo. El cuarto día dedicado al lobo “Brenn” se denomina: “Brennan”.

5º Quinto día, del Sol. La quinta jornada de la novena se dedica a “Lugh” el sol, y a su “Jareth”. Así pues se le conoce como: “Lughan”.

Un día de la segunda novena, en el mes del duelo, Lugh y su Jareth no asoman al crepúsculo y faltan a  su cita en el ocaso. A este suceso se le conoce como, “El Día del Luto”.

Y fue así porque, pese a la prohibición de rendirle culto a Dyss, los seres conscientes faltaron a la única norma que impuso el mundo sobre sus criaturas. En tiempos remotos, un mismo día de la semana, se oficiaron cultos y sacrificios en ofrenda a Dyss, al sol y a la tierra. Por faltar a la prohibición, ese día el mundo se sumió en tinieblas, faltando Lugh y el Jareth a su cita como cada amanecer, para recordarle a los seres que la habitan el haber faltado a su único compromiso.

6º Sexto día, del Cuervo. El día dedicado al Cuervo Ruadh, una estrella errante de extraño comportamiento, se denomina: “Ruadhan”.

7º Séptimo día, de la Doncella. Hay un día dedicado a la doncella Danna. Así pues su día es mejor conocido como: “Danaan”.

8º Octavo día, del Ciervo. Para el “Ciervo de Cullegh” está dedicado el octavo día, conocido como: “Curadhan”.

9º Noveno día, de la Tierra. En deferencia y respeto por la tierra, el noveno día es reservado al descanso de las fatigosas tareas de cada jornada, por ello a este día se le conoce como, “El día de Idrys”.

Sin embargo, y como ya se ha explicado, está prohibido rendir cualquier tipo de culto a Dyss. Esta prohibición se conoce como: “La prohibición de Idrys”.

Por tanto, para resumir, los nombres de los 9 versos de la novena son:

1- Irinnen.

2- Gillean.

3- Inuannan.

4- Brennan.

5- Lughan.

6- Ruadhan.

7- Dannan.

8- Curadhan.

9- Idrys.

Si tres novenas forman un mes o estrofa, cada uno de ellos dispone también de un nombre. Sus denominaciones las veremos en el próximo apartado. 

0.0/60votes
Voting statistics:
RatePercentageVotes
60%0
50%0
40%0
30%0
20%0
10%0