Username:

Password:

Fargot Password? / Help

Tag: Edanna

5

Una nueva Lavondyss

Ramas, pensamientos de Edanna. Lavondyss, regiones míticasFinalmente lo hice.

Una nueva Lavondyss renovada, actualizada y adaptada a las nuevas funciones de los sistemas de gestión de contenidos.

Hay que ver cómo han avanzado en 5 ó 6 años, y yo con tanto por aprender..., como siempre.

He pasado los últimos días en este sótano, sin salir apenas ni ver la luz del sol para terminar toda la plantilla. Siempre he sido de la opinión, de que es bueno obsesionarse un poquito con las pasiones; hace que salga lo mejor de cada uno.

Me gustaría recordar el día que destruí la vieja estructura, y en tres días levanté la nueva, casi una alegoría al templo de Israel. Aunque las ideas que rondan tras este blog son mucho más antiguas.

A ti esto no te va ni te viene demasiado, pero claro, de eso se trata, esto es un blog. Es mi blog y eso lo hace especial. Aún le quedan cosas por pulir, techos que tapar y puertas que arreglar, pero ya se puede decir que la página está lista para empezar a amueblarla.

No recuerdo el día, la última vez, que activé el viejo blog y comencé a escribir alguno de mis tormentos. Sé que fue en junio, poco más. No, no basta con mirar la fecha del primer post. Las fechas se alteraron, se perdieron, se hicieron polvo... Recuerdo haber perdido todo Lavondyss dos veces, ¡y de recuperarlo!

Éste trataré de recordarlo. Un 30 de enero. Un año extraño, el 2011... Se suponía que a estas alturas las enfermedades estarían erradicadas y ya nadie tendería la ropa en un tendedero, un robot muy aparatoso y ruidoso tenía que hacerlo. ¡Uf! Me da que todo esto va a seguir así mucho tiempo. ¡También deberíamos estar ya en Marte! Y sudamérica o china serían los nuevos centros de desarrollo y “zonas calientes”, bueno, no nos hemos equivocado demasiado en eso.

Hoy ha nevado un poco. Un día nada frío, sólo cero grados centígrados. Lo ideal para pasear al perro. La temperatura es importante, ya veremos más adelante el por qué.

Muchas cosas, y lo que más amo en este mundo, se quedaron en Europa, yo emigré... España, queda tan lejos... Han pasado muchas, muchas cosas. Pero de eso ya hablaremos...

Ahora, me gustaría darte la bienvenida. Aquí muchas veces se puede pasar un rato agradable. Se habla de mitología, de mitos, de juegos de rol, a veces de videojuegos, de arte, de tecnología, de simbolismo, de cultura popular... Ahora lo llaman, cosas “frikis”, y del término se abusa de tal manera que ese será un buen tema para mi próximo libro. Aquí siempre he hablado de todo esto, el archivo es testigo de ello.

Muchas otras cosas están por venir. Una cosa te prometo, Lavondyss tiene algo que la hace "especial". Yo al menos lo creo así, pero desde luego, tú eres quien tiene la última palabra.

Espero que disfrutes de este nuevo o “Nueva Lavondyss” tanto como yo he disfrutado y disfruto creándola. Si eres un huésped ya conocido, no te imaginas lo feliz que me siento de volverte a encontrar. Si eres nuevo, te doy mi bienvenida más cordial y te invito a tomar asiento...

...Que empezamos.

Edanna. 30 de enero de 2011

 

6.0/62votes
Voting statistics:
RatePercentageVotes
6100%2
50%0
40%0
30%0
20%0
10%0
2

Lavondyss: "Regiones míticas"

Pensamientos

Lavondyss: "Regiones míticas" está a punto de iniciar su segunda época. Ahora mismo está en proceso de desarrollo, pero estará disponible dentro de muy poco tiempo.

Gracias por tu visita.

0.0/60votes
Voting statistics:
RatePercentageVotes
60%0
50%0
40%0
30%0
20%0
10%0
4

El guardián del violonchelo

Fue él quien se dirigió a mí con su voz conformada por las notas elegantes de un violonchelo, mientras me encontraba contemplando las aguas del Moldava, desde el lado Oeste del puente de San Carlos. Allí frente a frente, en su traje con chaqueta de azul perfecto, ese que con elegancia se encamina hacia el negro, me dirigió una sonrisa cortés, estrechándome la mano.

Fue entonces cuando fui consciente de que en realidad, todo aquel puente había sido construido sólo para él, y quizás también para aquel preciso instante. Pues a la sombra de una de las hermosas estatuas que algo melancólicas contemplan hacia el sur, todo lo que queda de un vasto imperio; vi reflejados sobre sus ojos claros los canales de esa otra pequeña Venecia, la que existe mucho más allá del Adriático, tierra adentro.

Por medio de aquel reflejo, su mirada lo abarcaba todo, conteniéndolo; lengua, cultura, pasado, presente y puede que hasta su futuro. De pié junto a mí, entre todo aquel bullicio, junto a aquellas estatuas me resultó tan distinguido, que asistí a cómo con su sola presencia se transformaba en el guardián por derecho de toda la ciudad que desde aquel momento, le pertenecía.

0.0/60votes
Voting statistics:
RatePercentageVotes
60%0
50%0
40%0
30%0
20%0
10%0