Username:

Password:

Fargot Password? / Help

 

Los origenes de TSR en palabras de gary Gygax.

Traducción de Manuel Mata de un articulo aparecido en el número 1 de la revista Games Unplugged.

Fuente: Archiroleros

El origen.

chainmail por guidom gamesHubo una vez una editorial de juegos llamada Guidon Games. A finales de 1970 abandoné el mundo de los seguros para comenzar una carrera como escritor y diseñador de juegos. Cuando todo empezó, yo era Editor de Guidon Games, es decir, la persona que decidía qué juegos serían publicados por la compañía. Entre las diversas obras que elegí se encontraba Chainmail Medieval Miniature Rules (con su suplemento de Fantasía), publicada en 1970. Fue el producto estrella de la compañía en cuanto a ventas. A pesar de que yo estaba muy ocupado creando y revisando material potencialmente publicable, comprendí por la reacción del público que la razón principal para el éxito de Chainmail era su sección de fantasía. Cuando en 1972 Dave Megarry y Dave Arneson visitaron Lake Geneva, me sedujo de inmediato el juego Dungeon de Megarry y la idea de Arneson de trasladar al papel los conceptos de fantasía y personaje individual presentes en Chainmail. Le dije a Megarry que estaría encantado de ser su "agente" (sin emolumentos) en la defensa del diseño ante Guidon Games. Además, me puse inmediatamente a trabajar para redactar un manuscrito del nuevo juego.

Aunque Guidon Games se mostró ínteresada, se me informó de que su situación financiera no era demasiado buena y de que pasarían varios meses antes de que pudiesen considerar siquiera la publicación de cualquier nuevo producto. A comienzos de 1973, ya con un diseño preliminar de lo que acabaría por ser Dungeons & Dragons bajo el brazo, volví a pedir a Guidon Games que "echara un vistazo" al potencial del diseño. Después de que se me dijera, por expresarlo de forma sencilla, que no había ninguna posibilidad de publicarlo, quedó claro para mí que los días de Guidon en la industria estaban contados. A pesar de ello, decidí seguir adelante, amplié el diseño inicial de D&D hasta las 150 páginas y, en verano de aquel mismo año, me puse en contacto con la compañía Avalon Hill para sondear su interés potencial en el juego. Como Tom Shaw diría más tarde, no deberían haberse reído de mí. Inasequible al desaliento, decidí fundar mi propia editorial de juegos para publicar el D&D. El problema es que por entonces estaba arruinado ...

Nuestro grupo de juego era la "Asociación de Estudios Tácticos de Lake Geneva". Nacida inicialmente como una sociedad de miniaturas militares, en 1971 había terminado por convertirse en un grupo de miniaturas de fantasía. Era la patrocinadora de la GenCon desde la celebracion de su quinta edicion de modo que al llegar a agosto, como de costumbre, yo estaba agobiado de trabajo. No obstante, durante la GenCon de 1973 me tome mi tiempo para sondear a los expositores sobre su interes en lanzar una linea de libros de reglas sobre miniaturas militares... y productos semejantes. Dado que mencioné como producto inicial el sistem

a de reglas para la Guerra Civil Inglesa Cavaliers & Roundheads, su reacción aunque tibia, fue positiva. Don Kaye, compañero de la Asociación de Estudios Tácticos y amigo de infancia, estaba allí y escuchó sus respuestas. Después de que la convención Lake Geneva: Gary en una de las primeras GenCon.hubiera terminado, charlamos largo y tendido sobre las posibilidades que, a mi modo de ver, existían para la aparicion de una nueva editorial de juegos. Despues de señalar que Guidon Games podria haber triunfado y que yo tenia entre manos varios diseños que sin duda tendrian exito, Don dijo que queria participar.

En septiembre, Don pidió un préstamo de 1.000$ y, a comienzos de Octubre formamos la editorial Tactical Studies Rules, así llamada en honor de la Asociación de Estudios Tácticos de Lake Geneva. El sistema de reglas para miniaturas ambientado en la Guerra Civil Inglesa fue publicado a finales de aquel mismo mes. Antes de que acabara el año logramos vender 500 copias. Nuestro almacén se encontraba en la despensa de la casa de Don. Yo puse en marcha el sistema de descuentos comerciales (con ayuda de quienes nos compraban los juegos), llevé a cabo promoción y relaciones públicas a pie de calle y me encargué de conseguir toda la publicidad que nos podíamos permitir, insuficiente en cualquier caso. A medida que se acercaba el final del año, se hizo evidente que, aunque la compañía no estaba perdiendo dinero gracias a que sufragábamos los costes de envío de nuestros bolsillos, pasarían meses antes de que reunieramos los fondos necesarios para publicar el que ambos sabiamos que era nuestro mejor producto, el D&D.

Mientras todo esto ocurria, Brian Blume se habia unido como miembro regular de la Asociacion de Estudios Tacticos y comenzó a demostrar mucho interés en nuestra compañía. En diciembre se ofreció a comprar una tercera parte de la misma por 2.000$.

Después de numerosas discusiones y consideraciones, Don y yo accedimos a su propuesta. Brian se unió en enero de 1974, aportando el dinero que la compañía necesitaba para seguir adelante con la publicación del D&D. La primera tirada del producto salió a finales de enero. Por el momento sólo se vendía por correo.

tsr logoLa casa de Don se convirtió, naturalmente, en el centro de operaciones de un proceso que incluyó encargar 3.000 libros de reglas y hojas de referencia para incluirlos en 1.000 cajas, a cada una de las cuales tuvimos que pegar personalmente dos sellos y encartar o envolver las cajas de juego completas para enviarlas. Todo se desarrollo a un ritmo que complacia a los interesados. En octubre de aquel año encargamos 2000 juegos mas, que llegarian en noviembre después de que los fondos para la edición inicial se hubieran agotado. La demanda se estaba incrementando al ritmo que habíamos anticipado.

tsr

Trágicamente, en enero de 1975, justo cuando las cosas empezaban por fin a marchar como queríamos, Don Kayne sufrió un ataque al corazón y murió. Su mujer, que no sentía demasiada inclinación hacia los juegos y el trabajo en una compañía de juegos, nos pidió que le compráramos su parte de la empresa. Trasladamos todo el stock al sótano de mi casa mientras nos preguntábamos cómo nos las arreglaríamos para la recompra. Hicimos inventario para evaluar el verdadero valor de mercado de Tactical Studies Rules en aquel momento. Brian Blume dijo que su padre nos prestaría el dinero necesario para la recompra. En abril de 1975, la mujer de Don aceptó nuestra oferta, adquirimos todos los derechos, activos y responsabilidades de su marido y en mayo de aquel mismo año, TSR Hobbies fue registrada como corporacion en Wisconsin.

tsr logo

Naturalmente, seguíamos operando desde el garaje de mi casa. En mayo se agotaron las 2.000 cajas de D&D que teníamos en existencia. Heritage Models (Dallas, Texas), a la sazón uno de nuestros distribuidores, se ofrecido a financiar una edicion de 3.000 copias a cambio de 300 ejemplares extra que ellos se quedarian y venderian por su cuenta. Esta oferta fue aceptada gustosamente. Todavía nos recuerdo trasladando las cajas de cartón que contenían los 9.000 libros de reglas y las hojas de referencia desde el camión de envíos hasta mi sótano en una tarde soleada de mayo. Esta vez el montaje de los juegos fue mucho más sencillo, porque las hojas de referencia venían cotejadas y plegadas y yo había dado con un distribuidor local que nos podía proporcionar cubiertas impresas para los juegos. Así fue como nació la "caja blanca" del D&D. Una imprenta de Beloit, Wisconsin, se puso en contacto con nosotros en el verano de 1975 y, a partir de entonces, PatchPress se encargó de todo el trabajo. La siguiente impresión de D&D, 5.000 ejemplares, salió a la venta en agosto. Para octubre ya se había agotado.

Anuncio del Monster Manual 1977 :: La chica es Elise Gygax.
La compañía siguió operando desde el sótano de mi casa durante casi un año. Con todos los productos que producíamos, los otros juegos, las miniaturas y los dados que distribuiamos, apenas teníamos tiempo para recibir los pedidos, llevar la contabilidad y encargamos de los envíos a lo s compradores y particulares, las tiendas y los distribuidores .. En junio, y debido principalmente a que por entonces estábamos vendiendo una media de 1.000 copias del juego al mes, TSR Hobbies contrató a su primer empleado, yo mismo, con un sueldo que se elevaba a sus buenos 85$ por semana (el mínimo razonable, que podía permitirme gracias a los royalties que afluían cada día en mayor cantidad). A finales de aquel verano contratamos a Terry Kuntz a tiempo parcial para ayudar con la recepción y los envíos de material.
En otoño, Tim Kask se unio a la compañia como editor a tiempo completo de The Strategic Review, pues habíamos planeado la transformación progresiva de esta revista en el Dragon Magazine y necesitábamos a alguien que gestionase el proceso.
El espacio que ofrecía mi sótano comenzaba a resultar claramente insuficiente, incluso después de que yo trasladara mi oficina al estudio del piso de arriba, de modo que, en 1976, Brian y yo compramos una casa en el 723 de la calle Williams, Lake Geneva.

Todas las operaciones de TSR Hobbies Inc. se trasladaron a aquel lugar en octubre o noviembre de aquel mismo año. Había nacido la "TSR Hobby Shop". Ocupaba la mayor parte del primer piso, mientras el almacén estaba en el sótano y las oficinas en el piso de arriba. Para entonces no cabía duda de que la empresa estabaGary atendiendo a los medios :: Convencion en 1979 marchando viento en popa, el D&D era nuestro "buque insignia" y todo apuntaba a que TSR se convertiría muy pronto en la más importante ediltorial de "juegos de entretenimiento".

En el año fiscal de 1976 nuestras ventas brutas ascendieron a 300.000$, un incremento notable desde los 130.000$ de la campaña anterior. Entonces realicé la "audaz predicción" de que estas ventas se doblarían cada año hasta 1981, esto es, 600.000$ en 1977, 1.200.000$ en 1978, 2.000.000 en 1979, 4.000.000$ en 1980 y 8.000.000$ en 1981.

De hecho, mi estimación se mantuvo en un margen de error aproximado del 15% hasta 1981. Aquel año, debido al bombardeo publicitario realizado por los medios de comunicación al respecto de la desaparición de James Dallas Egbert III, las ventas brutas de TSR Hobbies Inc. ascendieron a unos 16.500.000$, de los cuales 4.250.000$ fueron beneficios brutos preimpositivos. Sin duda este fue el punto de inflexión en la historia de TSR y, a partir de 1982, lo que ocurrió con la compañía es relativamente bien conocido.

 

2 comentario

Deja tu comentario

Your Name: (required)

E-Mail: (required)

Website: (not required)

Message: (required)