El desafío de los 30 días. Preguntas 10 a 14

Es el turno de las preguntas 10, 11, 12, 13 y 14 del Desafío de los 30 días. Que ya te habrás dado cuenta prefiero contestar en grupos por más conveniente, amén de otras razones bastante aburridas. Así pues, vamos allá.

desafío 30 días

Pregunta 10: Las comunidades, los pueblos, las ciudades, no pueden ignorar a los pueblos, comunidades y ciudades que los rodean. Les influyen y son influidos por esas comunidades. Quizá a nivel de comercio, o político, o quizá militar. Es importante, en todo entorno, reconocer y controlar esas influencias. Describe las relaciones que puede tener Highdell con una de dichas comunidades,

Hace décadas que los habitantes de Highdell mantienen tensas relaciones con los habitantes del pueblo escondido del bosque. Criaturas poderosas en mente y cuerpo, un híbrido entre ciervo y humano, que han vivido en la región desde mucho antes de la llegada de los primeros colonos de raza humana. Desde mucho antes incluso que la constelación del Pegaso se alienara al sur con la de La Exploradora, símbolo de esta raza.

Ahora, con la llegada del progreso su futuro pende de un hilo. La cultura de estos habitantes del bosque, tan unida al respeto por la naturaleza y la espiritualidad, choca con la de los humanos, acostumbrados a tomar cuanto necesitan sin pensar en las consecuencias.

 

Pregunta 11: Hace dos días hablamos de cierto dungeon/subterráneo/cavernas/etc. situado cerca de Highdell. En casi toda campaña de fantasía medieval llega un momento en el que los personajes han de ir a visitarlo, para comprobar si las leyendas son ciertas, si son capaces de enfrentarse al desafío que representa su interior y los habitantes que lo pueblan… y como esto es un desafío, y hasta ahora las cosas, dentro del mismo, se han mantenido más o menos en una zona de confort bastante centrada, vamos a salirnos del todo de ella. Coge un papel, y dibuja a mano alzada un esquema (lo más detallado que te atrevas) de dicho dungeon, y sube la foto como respuesta a esta entrada.

En la pregunta que se menciona inventé una idea de dungeon/espacio abierto basado en la conocida leyenda de "La tierra hueca", el Viaje al centro de la tierra de Julio Verne o el mito de la gran caverna subterránea que al menos alberga un espacio digno de explorar (un mar, unos bosques...). Mi propuesta es el entorno de aventuras basado en el espacio abierto salvaje o "wilderness". Un tipo de escenario que a mí me gusta algo más que el ambiente cerrado basado en el concepto del laberinto. Como lugar de aventuras prefiero casi siempre los espacios abiertos.

He realizado un muy tonto dibujo en 5 minutos para exponer la idea porque lo pide la pregunta, aunque pienso que en este caso no es necesario. O al menos no tanto como lo es describir la forma de un laberinto corriente. Tengo claro que merece algo más elaborado para reflejar una idea que siempre me ha entusiasmado. El túnel de acceso por supuesto, podría ser tan intrincado como se quiera.

Pregunta 12: Otro de los elementos que determinan el carácter de un pueblo, y quizá el más importante, es todo aquello que permanece en la memoria de los habitantes. Los sucesos pasados pueden olvidarse cuando estos son breves notas en el devenir del tiempo. Pero en ocasiones se graban a fuego en la sangre de los habitantes, quedando sentimientos y recuerdos que vuelven una y otra vez, y determinan el día a día de dicha comunidad. ¿Qué tres sucesos pasados recuerdas?

Aunque muchos prefieren olvidarlos, tres sucesos marcaron un antes y un después en la región. No son pocos los que ponen grandes esfuerzos en que no desaparezcan de la memoria como advertencia de lo que podría volver a ocurrir, pero la tendencia general es querer enterrar el pasado para desesperación de los más sensatos. Los tres sucesos más importantes fueron:

1. La larga noche: durante la cual, por tres días y tres noches consecutivas se hizo una oscuridad total en el mundo, faltando el sol y la luna a su cita habitual en los cielos. El mundo, sumido en tinieblas, experimentó el terror ante la posibilidad de que la luz del astro no volviese a asomar por el horizonte. Fueron tres jornadas de terror en los que el pánico se mezcló con el ansia de pillaje, dejando un paisaje de desolación en consecuencia que enseñó a la gente a estar mejor preparada por si se volvía a producir un evento similar en el futuro.

2. El día del cometa: Un día como cualquier otro una gran bola de fuego cruzó los cielos. A media altura se fragmentó, cubriendo los cielos con un deslumbrante paraguas multicolor. Los días siguientes, a medida que se fueron descubriendo los lugares donde habían caído los fragmentos, se hallaron en ellos extrañas formas retorcidas de roca fundida y un olor extraño y agradable, como el de la canela.

Con el paso del tiempo la gente se percató del crecimiento anormal de la vegetación en esas zonas, con formas complejas de gran belleza y formaciones imposibles en los troncos de los árboles. Pero el suceso más importante relacionado con el suceso fue la desaparición de un chico del pueblo cerca del cráter de mayor tamaño. Tras una búsqueda de varios días apareció al fin, medio muerto de hambre y frío. Su aventura trajo consigo el extraño don de poder curar con el toque de sus manos, aunque tal habilidad tuviera el precio de no poder volver a pronunciar una sola palabra nunca más.

3. El día de los pájaros: El evento más misterioso sin duda fue el día de los pájaros. Uno de los sucesos más extraños que se recuerdan en la zona y que más leyendas ha generado en los días que siguieron.

Pues cuentan que un día nublado y lluvioso, uno de esos días grises en los que tan solo apetece estar en casa junto a la lumbre, de cada agujero u oquedad, de las bocas de los pozos y los huecos de los árboles comenzaron a salir revoloteando una multitud de aves pequeñas, como golondrinas, que con sus alas curvas y sus piar casi inaudible llenaron el cielo de una vasta nube brumosa con el son de sus alas. Nubes perfectas de manchas que revolotean en armonía, incansables, una masa única de criaturas que responde como una sola inteligencia, cubriendo techo, cielo y los aleros de las casas donde se posaron sin dejar de observar a un pueblo aterrorizado. Y así durante toda una jornada que se hizo eterna hasta caer el sol. Después, como en un suspiro, se desvaneció.

Y desde la distancia los miembros del pueblo escondido contemplaron entristecidos todos aquellos sucesos. Sin decir una palabra se dieron la vuelta, volviendo a sus refugios en el bosque.

 

Pregunta 13: Ayer hicimos de historiadores. Vale que nos inventamos una historia, de un mundo de fantasía, en una ambientación fantástica. Pero trabajamos con el pasado de una ciudad que en estos momentos empieza ya a ser algo quizá tangible, aunque sea solo en nuestras mentes. Eso hace que no solo esté comenzando a escribirse el pasado, sino que quizá ya comencemos a saber qué es lo que viene en el futuro, y que vamos a poder aprovechar. Pero… ¿realmente es así? ¿Podrías describir un suceso del futuro que esté relacionado con Highdell?

Ya lo dicen las cartas, la lectura de los posos del café y las entrañas de los pájaros para los adivinos con más estómago que el mío. Que habrá de venir un día del mes, múltiplo de siete, que será anunciado con el regreso de los pájaros. La leche surgirá cortada y ya putrefacta de las ubres; el vino se tornará agrio en los pellejos; el jamón de la bodega se llenará de gusanos y las gallinas pondrán huevos corrompidos con olor del azufre y del jengibre.

Ese día, la primogénita de cada familia se verá obligada a hacer el hatillo, no más que una libra de queso y media pieza de pan de centeno en un lienzo blanco, y partir sin demora hacia el castillo que se levanta allá, en la falda de la montaña, lejos, muy al Oeste. Allí deberá esperar la señal del cielo y de la tierra, cuando el tercer retumbar del trueno anuncie que ya está lista para traspasar el umbral. Será ese entonces el momento en el que deberá rogar que todos los dioses se apiaden de su alma.

 

Pregunta 14: Ah, el arte. Esa recreación de los seres vivos de los sentimientos, de las escenas, de las pasiones e historias que les rodean. ¿Cómo? ¿Que Highdell no tiene todavía ningún elemento artístico que reseñar? Eso no se lo cree nadie, así que venga, vamos a describir un objeto de arte que se encuentre en estos momentos en su interior o alrededores.

Justo en el medio de una de las plazas más emblemáticas de la ciudad se levanta una columna de mármol de 20 metros de altura. Con no más de 50 cm cuadrados en su parte alta, cuenta la tradición que todo aquel que aguante allí sentado 3 lunas enteras alcanzará la iluminación, siéndole revelados todos los secretos del universo al instante.

Por lo visto aún nadie lo ha conseguido, habiéndose convertido todo aquel que lo intenta en objeto de burla. Uno de los entretenimientos favoritos del populacho que hace todo lo posible por incordiar al asceta que encaramado de tal guisa pone todo su empeño en tan noble tarea. De este modo le llueven tomates, lechugas, coles y todo lo que un brazo fuerte e incluso una catapulta improvisada pueden poner en la cabeza del fiel investigador de la verdad. Y como no es fácil tal divertimento ya se ha convertido en deporte, pues lograr colocar una col y tres lechugas a tal altura requiere ingenio, paciencia, músculo o las tres cosas a la vez. No son pocos los místicos que han dado con sus huesos en la tierra batida de la plaza, entre los puestos de carnes y verduras, para regocijo de los asistentes.

No obstante se cuenta que en las catacumbas de la ciudad vieja, entre pasillos y tinieblas, habita un viejo eremita que una vez llegó a contar las tres lunas en lo alto de la piedra. Y que tras serles reveladas las verdades del mundo decidió encerrarse allí, listo para no volver a ver nada más y esperar, paciente, el día de su eterno descanso. Pues fue tal la naturaleza de lo que le fue revelado por el poder del monumento que le costó la mente y el corazón.

Edanna
12 de noviembre de 2015

Edanna, sello personal

0.0/60votes
Voting statistics:
RatePercentageVotes
60%0
50%0
40%0
30%0
20%0
10%0
Click to share thisClick to share this