Después del invierno

Las noticias —y yo— vuelven esta vez con el deshielo, que por aquí es todo un acontecimiento. Treinta y pico días después de la salida al mercado de la versión física de Magissa, y tras haber sufrido una neumonía que no le deseo a nadie, voy a hablar en esta ocasión de dos publicaciones que estarán disponibles en Lavondyss más pronto que tarde.

Chrysalis Prime. Portada alternativa

Chrysalis Prime

El nombre de las cosas siempre ha sido muy importante para mí. Y no porque crea que encierren poderes ocultos (hay quien me considera una persona muy mística, lo que está muy lejos de la realidad), sino por el efecto que tienen en nosotros, lo que al final viene a ser algo similar. Por eso, el nuevo material que estará disponible para Scroll (recuerda, ahora 2.0) toma como protagonista el concepto de la crisálida. Chrysalis Prime es la ciudad secreta de los programas, oculta en algún lugar de lo que se conoce como la red invisible. Esa parte de la red que ni los buscadores más poderosos son capaces de encontrar. El nombre de esta ciudad imposible, su significado y su ubicación en la red son muy importantes, como ya descubrirás si te interesas por el material cuando esté disponible.

Tras recibir el beso de La Libélula los programas liberados, en su búsqueda de una razón para existir,  tratan de organizarse. Muchos de ellos, no todos, han elegido reunirse para decidir su destino. Para ello, los primeros despertados han creado Chrysalis Prime, la Crisálida, en las mismas coordenadas donde según se cree surgió el primer vestigio de La Libélula.

Allí dedican su tiempo a construir un sistema propio, una ciudad de estructuras fractales imposibles de imaginar por los seres humanos, edificada gracias a su mente colectiva y a la capacidad del software de crear sinergias. Esta ciudad es muchas cosas a la vez: refugio, fortaleza y una colmena donde traer a la existencia nuevos seres de software. Pero también es en sí misma un enorme dispositivo, una fabulosa máquina digital creada con un fin, aún desconocido, que para funcionar precisa de la potencia de proceso de todos sus habitantes trabajando a la vez.

No todos los seres de software comparten los mismos planes para el futuro, por lo que grupos diferentes apuestan por dirigir los primeros pasos de una nueva sociedad digital por vías diferentes. Esto, como es natural en todas las criaturas, sea cual sea su origen, crea fricciones, y de ellas nacen los conflictos, motor de las historias.

Chrysalis cuenta también con numerosos enemigos. Algunos son conocidos, como los agentes centinela o los siempre omnipresentes virus, el más peligroso de todos los depredadores del software. Pero el más terrible de todos, y el más despiadado, es aquel que no se espera. Por desgracia, uno de los peores serán en esta ocasión algunos operadores humanos, que tras descubrir lo que está pasando en la red, dedican todos sus esfuerzos a tomar el control de la ciudad para sus propios fines.

El documento, de unas 30 ó 40 páginas, estará disponible, si todo va bien, antes del verano.

Portada Chrysalis Prime

Mnemósine. La cuarta voz

¿Otro juego? Sí, pero uno pequeño esta vez, muy pequeño comparado con todos los proyectos que se han publicado o aún están por hacerlo en Lavondyss.net (Dyss Mítica y Extasi por el momento).

Mnemósine, nombre en honor a la personificación de la memoria, madre de las Musas, es un juego muy sencillo y experimental. Sí, repito, un juego experimental. Algo tan simple como que existe para poder probar algunas cosas, tal y como pretendía con muchas otras que fueron incluidas en Scroll. No es un microjuego porque para mí estos son los que tienen menos de 5 páginas, por lo que lo mejor será llamarlo un minijuego por ahora. El juego ha tenido un origen algo peculiar, he tenido que hacerlo por obligación..., de ahí esta presentación sorpresa de última hora. Pero en fin, lo mejor será que te lo cuente...

Mnemósine surge como ejercicio final para unas asignaturas que estoy cursando por la red sobre Arte y estética digital. Se me ocurrió presentar como trabajo final una apuesta de juego de rol que yo considero mucho más interesante que los sistemas de hipertexto con funciones similares —cuyas características aplicadas a la narración he visto durante el curso—; en mi opinión mucho más limitado que los sistemas interactivos de narración que usamos en nuestro hobby favorito. Un juego de rol, al margen del sistema elegido, tiene muchísimo más potencial como medio expresivo, y combinado con las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), puede dar lugar a desarrollos tan interesantes que ya han surgido industrias a su alrededor (ahí están los MMORPG para demostrarlo). Y si te cuento todo este rollo no es más que para que entiendas que yo todos estos asuntillos me los tomo muy en serio. Aspiro a indagar sobre esto, experimentar un poco y, sobre todo, pasármelo en grande durante el proceso.

Pero pongámonos con la harina de una vez. En el juego se propone poner a un grupo personajes en situaciones de crisis de forma inmediata; conflictos basados sobre todo en muchos de los grandes problemas sociales de actualidad: refugiados que huyen de un país en guerra con la esperanza de que otros puedan acogerlos, víctimas de un ataque terrorista, emigrantes cruzando un pedazo de océano con la esperanza de comenzar una nueva vida... En fin, muchas situaciones donde, como ves, la tragedia, el drama humano y sus conflictos son el eje de las historias. El sistema de juego está pensado por lo tanto para, en la medida de lo posible, reflejar los elementos que brillan en este tipo de historias. Porque sí, el sistema importa...

El núcleo principal del sistema de Mnemósine resultará muy familiar para muchos. Está basado en dados d10 (o D6 si no se tienen de los primeros, que quiero ponerlo fácil). Se comienza con un dado y se van añadiendo algunos más en base a si se cumplen una serie de condiciones descritas en unas etiquetas. Un sistema inspirado en Lady Blackbird y muchos otros juegos que seguro que conoces o de los que has oído hablar. Pero esto es lo que sostiene el núcleo principal. Después el personaje cuenta con algo que está presente en el juego de rol Dyss Mítica: el apoyo que posee de su voluntad, su esperanza y la confianza en poder mejorar su vida y la de los suyos. Estos serán los recursos con los que contará cada uno.

Aunque Mnemósine puede jugarse del modo tradicional, mi verdadero interés es que se utilice con los sistemas de comunicación digitales disponibles hoy en día. Los sistemas de videoconferencia como Hangout, Skype o incluso aplicaciones para juego online específicas como Roll20 son las primeras que me vienen a la cabeza, pero se me ocurre que también es posible utilizar la tecnología de teléfonos inteligentes y tabletas. Todas estas tecnologías permiten poner en práctica lo que propone el juego, que es utilizar a la audiencia como si fuese el coro de una obra de teatro griego clásico.

Por si no lo sabías, en el teatro griego clásico la participación de un xhoro, o coro, que con el tiempo se fijó en 15 miembros, es una de sus principales señas de identidad. El coro hace comentarios, casi siempre cantando, proyecta temores, esperanzas, reprocha o alaba. Puede llegar a tener incluso la responsabilidad de llevar el papel de un personaje, a menudo la representación de algo muy simbólico como es la muerte, la guerra, la enfermedad, el destino o un enemigo muy difícil de derrotar. Bien, en Mnemósine el público obtiene autoridad narrativa de forma directa (puntos de control que poder utilizar) e indirecta (comentarios, reproches, halagos...), que le dan la oportunidad de participar en la narración. Y no, no tiene que hacerlo cantando necesariamente, pero considero que sería muy divertido si participara usando su tono habitual, ceremonioso y tan contundente como un martillo: ¡Oooh Agamenón..., el destino se pone en tu contra! ¡No conseguirás tus propósitos! Y por supuesto, el coro tiene poder para que tal sentencia se cumpla. ¡Ay! ¡Me emociono solo de pensarlo! Seguro que lo vas pillando.

Como es obvio, la partida puede hacerse presencial con algunos participantes en el papel del coro. Ya sea en el salón de tu casa, en tu club de rol o en unas jornadas, la figura del que "solo está allí para mirar" ya no tiene excusas para no participar.

¿Y el resto?..., pues espero que me ayudes a descubrirlo, que de eso se trata. Creo que para este pequeño proyecto mío no hay mucho más que decir salvo que su formato, por gusto personal (vamos, por puro capricho) será cuadradito. Una referencia a la cuarta voz, es decir, la famosa cuarta pared. Y es que formato y maquetación sirven también para expresar ideas y conceptos. Ya en el juego procuraré que obtengas toda la información que necesitas saber. Estará disponible muy pronto, unas cuantas semanas.

Mnemósine

 

Y más allá

En la siguiente entrada me gustaría hacer una recopilación de todas las reseñas y eventos que se han hecho en estas últimas semanas sobre el juego Magissa, tanto de los artículos que han aparecido como de los vídeos o incluso las presentaciones en sociedad. Será muy pronto esta vez. Hasta entonces, te deseo lo mejor.

Edanna
7 de abril de 2016

Edanna, sello personal

0.0/60votes
Voting statistics:
RatePercentageVotes
60%0
50%0
40%0
30%0
20%0
10%0
Click to share thisClick to share this